SI hemos notado que sale poca agua mientras nos bañamos o cuando estamos utilizando la lavadora, es probable que no esté fluyendo adecuadamente ni con la presión necesaria. Para este tipo de problemas, una bomba de presión de agua es una buena opción, por lo que veamos qué beneficios nos puede aportar en el hogar.

¿Por qué tener una bomba de agua en casa?

Mejor desempeño en todos los puntos de agua

La presencia de una bomba de agua en casa se hace notar en nuestras actividades diarias. Podremos realizar tareas en la cocina, en el área de lavado o en el jardín sin que haya disminución de caudal en las diferentes tuberías. Tener un hidroneumático garantiza una alta capacidad de bombeo, aun si el agua debe fluir a niveles superiores, lo que nos asegura una excelente presión hídrica para un segundo piso, en caso de que tengamos varios baños. 

Bajo consumo energético por su sistema de encendido

Las bombas hidroneumáticas permanecen inactivas, mientras no haya consumo de agua. En cuanto uno de los puntos de agua es usado, está se enciende, volviéndose a apagar al cerrarla. Esta modalidad de funcionamiento, hace que una bomba hidroeléctrica consuma poca energía por hora de uso. De hecho, es menor comparándolo con la el uso de nuestra secadora o el aire acondicionado en el mismo tiempo.

Inversión a largo plazo

La mayoría de los sistemas hidroneumáticos están diseñados con materiales inoxidables para que el constante paso de agua no los afecte. Así que su operatividad está garantizada por años. No obstante, lo anterior no es una invitación a descuidar su mantenimiento. Aunque un equipo hidroeléctrico tenga garantía extendida de funcionamiento, debemos hacer chequeos mensuales, revisando fallas en la presión, sonidos atípicos o fugas.    

Diferentes aplicaciones

  • Piscina: una buena bomba a presión puede favorecer la limpieza de piscinas. La bomba toma el agua de la piscina, la lleva a los filtros y la devuelve purificada. El proceso es automático y el personal de mantenimiento puede encargarse de otras revisiones relativas a su cuidado.
  • Limpieza de superficies: la limpieza de jardines empedrados o espacios abiertos se puede hacer de forma más profunda y efectiva con chorros de presión de agua. Por ejemplo, las cerdas de una barredora no pueden llegar a espacios estrechos o altos. En este aspecto, una bomba de presión ayuda a tener un buen caudal para estos fines, instándola a una manguera.

Ahorro de tiempo

Una mayor presión de agua logra que tengamos menos tiempo el grifo abierto. Tomará menos tiempo lavar la vajilla, llenar el tanque, ducharnos, entre otras tareas. Si estamos en un sector donde el agua es escasa, o estamos muy alejados de la toma principal, ¡el tiempo representa oro!

Son silenciosas

Las más modernas emiten apenas un sonido durante su operatividad. Cuando existen ruidos que puedan aturdir, seguramente es porque ha caducado el tiempo de vida de alguna pieza. Esta cualidad beneficia la comunicación mientras está en funcionamiento. 

De fácil instalación

La instalación completa de una bomba de presión no debería demorarse más de un día. Por supuesto, esto dependerá del sitio y del tipo de bomba a instalar. 

Hasta aquí hemos analizado las múltiples ventajas de tener en casa un sistema hidroneumático. Nos permitirán realizar nuestras tareas domésticas de forma más eficiente, rápida y con el menor consumo de energía posible.